Clinica de Nutrición Madrid

BLOG

Equilibrio nutricional y balance energético contra los desajustes en la dieta

26 diciembre, 2014

Equilibrio nutricional y balance energético contra los desajustes en la dieta – correofarmacéutico.com

Equilibrio nutricional y balance energético contra los desajustes en la dieta

A pesar de haber reducido la ingesta de hidratos de carbono y de azúcar, los niveles de obesidad no dejan de crecer en España.

Emma M. Cantalapiedra  |  26/12/2014 00:00

Estudios recientes muestran que, a pesar de haber reducido la ingesta de hidratos de carbono y de azúcar, los niveles de obesidad no dejan de crecer en España. Los especialistas proponen mejorar el equilibrio nutricional e incrementar la actividad física para conseguir un adecuado balance energético.

Dieta saludable
Dieta saludable
La Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española de 2011 (Enide) ya concluyó que el consumo de hidratos de carbono está descompensado a la baja en el perfil calórico de los españoles, con un porcentaje de un 41,4, por debajo de los valores recomendados (45-60 por ciento). Por otro lado, la ingesta de azúcares de 2002 a 2012 ha bajado (descenso de alrededor de 0,5 kg por persona/año), según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO). De hecho, ingerimos menos calorías que décadas atrás, según el nuevo Estudio de Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España (Anibes).
El consumo actual medio de energía para la población adulta española es de 1.820 kcal/persona/día, significativamente menor que en 2010 (2.609 kcal/persona/día), y lejos de las 3.008 kcal/persona/día de 1964. A pesar de ello, la obesidad ha crecido más de un 10 por ciento desde 1987, siendo especialmente preocupante los datos relativos a la obesidad infantil.
Tal y como explicó Carmen Gómez Candela, jefa del Servicio de Nutrición del Hospital La Paz de Madrid, durante una jornada sobre el azúcar en la Asociación de la Prensa de Madrid, “a la población se nos ha educado para ‘estar a dieta’ y limitar o eliminar determinados alimentos, cuando es la proporcionalidad en las fuentes energéticas lo que lleva al equilibrio nutricional”. Sin embargo, el 5 por ciento de la población no consume nunca legumbres, solo el 43 por ciento ingiere hortalizas diariamente, y apenas el 37,8 por ciento toma fruta a diario, según Enide.
Además, existe una clara desviación en el perfil calórico recomendado debido a que la contribución porcentual de las proteínas y de las grasas es mayor. A pesar de que los ácidos grasos monoinsaturados y polinsaturados están dentro de los rangos saludables, la contribución global de los ácidos grasos saturados al total de la energía supera las recomendaciones (37,9 por ciento frente a 20-35 por ciento), como desvela Anibes.
Otro de los aspectos más preocupantes es que la adherencia a la dieta mediterránea baja en las personas jóvenes. Las personas de mayor edad demostraron tener hábitos más saludables. En concreto, consumen más hortalizas y se dan también diferencias significativas en el consumo de frutas, pescado, carne y bebidas refrescantes, tal y como se desprende de la información aportada por Enide.
Otra de las claves que Gómez señaló es el sedentarismo, y la necesidad de prescribir ejercicio físico, introduciendo el concepto de balance energético (ingerir la misma energía que la que se gasta). El 41,3 por ciento de la población se declara sedentaria en España, según Anibes. En la misma línea, el 46 por ciento de los encuestados por Enide no realizaba ningún tipo de deporte, ni caminaba al menos los 30 minutos diarios que se recomiendan, cuando practicar diariamente ejercicio físico moderado, ajustando la ingesta de alimentos al nivel de actividad habitual, es esencial para mantener el peso corporal en niveles deseables. Gómez considera que “el nivel de adherencia a los gimnasios sigue siendo bajo y deben buscarse alternativas adecuadas a las circunstancias de vida y gustos del paciente”.

© Copyright 2018 - Clínica de Nutrición Madrid